Mostrando: 1 - 5 de 5 RESULTADOS

Querida Nostalgia

Nostalgia etimología

A veces Nostalgia llama a mi puerta y se instala unos días. Es una vieja amiga, que se presenta sin avisar y se queda siempre más de la cuenta.

Ella es así, pero aún con todo me alegro de verla.

Charlamos sobre nuestra infancia y juventud, del primer amor, nuestra tierra y gente, de los que ya no están aquí y los que se quedaron allí, de todos los momentos únicos e irrepetibles que no van a volver.

Ella es así, en su feliz melancolía.

Hace poco ruido, la verdad, pero su presencia es inoportuna, y sus conversaciones, agridulces. Me habla de lugares borrosos y épocas lejanas, de vivencias que casi no recuerdo, o de otras que preferiría olvidar. Y yo le pregunto, esto a cuento de qué viene ahora.

Ella es así, no pasa página.

(más…)

meditación

Gratitud

El otro día realicé un ejercicio de meditación sobre gratitud, de Headspace (disponible en Netflix) llamado «meditación reflexiva». La práctica habitual de meditación se centra en la respiración, y en no reprimir ni juzgar los pensamientos que te vengan a la cabeza. Cuando los detectas, los etiquetas como «pensamiento» y lo dejas marchar, volviendo a poner la atención a tu respiración.

En este caso, se trataba de lanzar una pregunta intencionada, y ver qué respuesta y emociones salían a la superficie.

La pregunta en cuestión era: en el día de hoy, ¿a qué o a quien estás más agradecido en tu vida? El ejercicio consistía en no «pensar» o «intelectualizar» una respuesta, sino que saliese dentro de ti, cualquiera que fuese, sin juzgar ni plantearte si es la respuesta adecuada. No hay reacción correcta o equivocada, ni puedes hacerlo bien ni mal. Tal vez no haya respuesta tampoco, y eso también era válido.

Andy Puddicombe, el exmonje budista que guía la meditación, contaba que tuvo un alumno que al final del ejercicio quiso compartir su experiencia. Algo azorado, le confesó: «me siento muy afortunado en mi vida, tengo mi propio negocio, dinero, salud y una familia maravillosa; sin embargo, lo que me ha venido a la mente como algo sincero, es mi taza de café a primera hora de la mañana».

(más…)

mindfulness

Estoy Aquí y Ahora.

Una tarde de mindfulness

Hoy hacía por fin un día soleado y templado, así que he terminado cuanto antes de trabajar y he ido a correr; cuando he terminado, he comprado un café para llevar y  he ido al parque a pasear. Me he sentado en un banco en un montículo delante del mar abierto, donde se ve parte de la ciudad, y una pequeña península enfrente.

Intencionadamente no he sacado mi móvil del bolsillo en la hora que he pasado en el parque. En su lugar, simplemente he observado lo que pasaba a mi alrededor, con nada qué hacer, ni un lugar concreto adónde ir, y he presenciado pequeños momentos cotidianos:

(más…)

La magia de los niños

Qué Día tan Bonito. La Magia de los Niños

Qué día tan bonito

Ya es tarde para responder a la pregunta «¿qué quieres ser de mayor?» pero si me volviesen a preguntar, contestaría que quiero ser como mi hija. Feliz y despreocupada, una maestra zen en su corta vida de tres años. Yo también quiero esa magia de los niños.

Todos los días cuando se despierta, descorre las tupidas cortinas de su ventana para comprobar si ya es de día. Después de mirar al cielo y a su alrededor, me dice «mira mami, qué día tan bonito». Y eso resume su filosofía, la de mirar con ojos nuevos y curiosos cada vez, un papel en blanco para llenar de aventuras, sorpresas y aprender algo diferente.

Cualquier día es bonito para ella, algunos preciosos si son soleados, pero todos merecedores de su aprecio. Cuando está lluvioso (algo muy recurrente) y comento «qué pena, vaya día tan feo hace», ella me mira con ojos extrañados y dice «pero mami, la lluvia también me gusta, también es bonita». Al preguntarle qué le gusta de un día lluvioso, piensa unos segundos y me dice «pues mojarme, saltar en los charcos, buscar caracoles»

(más…)

pandemia de Coronavirus

Un Día Cada Vez

Un día cada vez. Este es mi mantra para afrontar la pandemia de Coronavirus en la que estamos inmersos.

Un día cada vez. Es una premisa de los adictos en rehabilitación: sigue sobrio, sólo hoy (independientemente de lo que pasó ayer o lo que harás mañana), preocúpate sólo de lo que depende de ti, responsabilízate de tus actos y mañana será otro día…vuelve a empezar.

Me levanto cada mañana en un día nuevo, casi idéntico que el anterior pero ya otro. Un lienzo en blanco con otras 24h que llenar. Al igual que el inclemente tiempo irlandés donde vivo, no le pongo expectativas, simplemente convivo con él. Aunque me gustaría que fuese diferente.

Llevamos ya mucho tiempo convenciéndonos de que la pandemia de Coronavirus pronto se acabará:

Después de este confinamiento, cuando caigan los casos, ahora que llega el verano, qué bien vamos de vacaciones, ¡a disfrutar que son dos días!

Están investigando la vacuna, ya llega la solución. Esto TIENE que pasar, qué voy a hacer yo si no. Bueno, hay esperanza, en unos meses todos volvemos a nuestras vidas.

(más…)