Minimalismo: Cómo Deshacerte de lo que Sobra y no Morir en el Intento

cómo deshacerte de lo que sobra

Tampoco nos engañemos. Deshacerte de lo que sobra no nos traerá la felicidad absoluta. Ni nos inundará en un oasis de calma y paz. Despedirnos de nuestras cosas y agradecerlas por sus servicios prestados, a lo Marie Kondo, tampoco nos cambiará la vida, al menos no inmediatamente.

Sin embargo, ya he hablado antes de los beneficios de llevar una vida más simple. Acercarte al minimalismo te permite mejorar tu calidad de vida, y eso es ya significativo de por sí.

Eliminar todos los excesos de los que nos rodeamos no es el objetivo final, sólo es una herramienta. Este es el paso más visible y muchas veces el primero. En este post contaba mi experiencia con el reto minimalista de los 30 días, donde me quité de encima 465 cosas en un mes.

Los métodos y el proceso de deshacerte de lo que sobra.

Hay múltiples opciones para reducir el número de cosas que tenemos, algunas muy radicales. Ninguna es mejor que otra, simplemente tenemos que buscar la que mejor se adapte a nuestra situación y posibilidades. La aproximación no será la misma para un nómada digital, una pareja sin hijos que vive de alquiler, que para una familia numerosa con casa propia.

Sea el método que fuere, en el transcurso de minimizar surgen inevitablemente cuestiones más profundas:

– Nuestras relaciones con los objetos y con los demás.
– Cómo y en qué gastamos el dinero.
– Qué motivaciones y miedos hay detrás de nuestros impulsos consumistas.
– Cuáles son nuestras prioridades y necesidades reales.

Esos objetos que salen de nuestros cajones también llevan de la mano algunas verdades incómodas. En mi caso, me doy cuenta de que mis hábitos de consumo son de a poquito. Raramente compro algo caro u ostentoso, pero a menudo vuelvo a casa con algo. Y después me quejo de no saber en dónde se me va el dinero.

¿Y cuándo alcanzamos la cantidad óptima?

James Clear, escritor del imprescindible «Hábitos Atómicos» comenta sobre el minimalismo:

El objetivo no es tener la menor cantidad de cosas, sino la cantidad de cosas óptima. Dos notas importantes:
(1) La cantidad óptima depende de tus objetivos y metas
(2) La cantidad óptima es casi siempre menos de lo que piensas

Tener «suficiente» es muy diferente para cada persona.

Y yo me pregunto por qué narices tenía cinco alfombrillas cuando sólo tengo un baño en casa.

Por qué almacenaba un montón de botes de cristal si no hago conservas ni los utilizo.

Por qué guardaba como tesoros decenas de muestras de viaje de los hoteles, si no me da la vida para gastarlos, y acaban caducados.

Por qué sigo pensando que algún día me pondré esto o usaré aquello cuando la realidad es que si no lo he hecho ya, ¡por algo es!

El proceso pone a prueba tus límites, en una sucesión de experimentos que a veces te sacan de tu zona de confort.

Puedes hacer pruebas temporales (como apartar ciertas cosas en cajas por un tiempo y ver si las necesitas o echas de menos), ver lo que funciona y lo que no, y adaptarlo a tu gusto y al de los tuyos.

¡No hay que literalmente tirar la casa por la ventana!

La amenaza del minimalismo

Un peligro acecha a la vuelta de la esquina…para que el minimalismo funcione, hay que dejar de comprar más y más cosas innecesarias. Parece una obviedad, pero es más complicado de lo que parece.

No sirve de nada vaciar medio armario, ¡si lo volvemos a llenar!

Y con ello, no solo otra gran «limpia» sería necesaria, sino que el minimalismo perdería el sentido. Hay que cambiar primero la mentalidad y ser consecuente, para no volver a la casilla de salida.

Esto es crucial.

Conclusión

Simplificar y deshacerte de lo que sobra no es una tragedia en la que vamos a desprendernos de los objetos y prendas que amamos. Por lo contrario, les daremos el protagonismo que se merecen cuando dejemos ir lo que nos estorba y nos distrae.

En cualquier caso, te sorprenderás de tus propios descubrimientos. Y te prometo que no morirás en el intento.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *